Categoría: Uncategorized

1 agosto, 2017
La piel humana, especialmente en el rostro, cuello, espalda y pecho esta cubierta por cientos de miles de folículos microscópicos, comúnmente llamados poros.

 

Por distintas razones estos folículos sobreproducen células que terminan por taparlos. El sebo natural de nuestra piel, que normalmente sale por estos poros queda atrapado y bacterias empiezan a crecer. Cada poro es una abertura a un folículo, el cual contiene un cabello y una glándula sebácea. Estas glándulas sebáceas ayudan a lubricar la piel y a eliminar las células cutáneas viejas.

Cuando las glándulas producen demasiado aceite, los poros pueden resultar obstruidos. Se acumula suciedad, desechos, bacterias y células inflamatorias. La obstrucción se denomina tapón o comedón.

  • La parte superior del tapón puede ser blanca u oscura .
  • Si el tapón se rompe, el material que se encuentra dentro causa hinchazón y formación de protuberancias rojas.
  • Si la inflamación es profunda en la piel, los granos pueden agrandarse hasta formar quistes firmes y dolorosos.
  • El acné es un problema de hinchazón e inflamación y no un problema causado por bacterias.

Es muy común en adolescentes, pero puede darse a cualquier edad, incluso en un bebé. Tres de cada cuatro adolescentes tienen acné. Los cambios hormonales probablemente causen el au

Posted in Uncategorized by wpacne